Modifican nombres en Nuevo León para evitar bullying y doble sentido
iStock/Getty
08 noviembre 2021 12:11hrs
Actualizado el 08 noviembre 2021 12:11hrs
Redacción ADN40
Estados

Modifican nombres en Nuevo León para evitar bullying y doble sentido

Algunos de los nombres que sufrieron modificaciones son Elma María que cambió a Elma Guadalupe; Filomena, Ramona, Perla, Pomposa, Brittany, entre otros.

El Juzgado Virtual de lo Familiar del Poder Judicial de Nuevo León modificó 80 nombres propios, así como el orden de apellidos, debido a que durante la secundaria adolescente sufrieron bullying y dado a que algunos padres no se hicieron responsables de los gastos alimenticios de su hijo.

El juez especializado en estos tópicos, Raúl Farfán Bocanegra, explicó que este fenómeno se da cuando a una persona le incomoda el nombre con el que fue registrado, por burlas o porque sus nombres tienden a ser utilizados en doble sentido.

Algunos de los nombres que sufrieron modificaciones son Elma María que cambió a Elma Guadalupe; Filomena, Ramona, Perla, Pomposa, Brittany, Simón, Florinda o Petrita.

El juez Raúl Farfán Bocanegra explicó que hay casos cuando un hijo se siente ofendido porque el padre se desobligó de él y solicitan cambiar el orden de los apellidos.

Detalló que este tipo de casos se da en adultos de entre 20 y 40 años, mientras que en los menores de cinco a 17 años por cuestiones escolares. Para poder realizar el cambio es necesario que el interesado y su abogado acudan a un Registro Civil y realice la solicitud.

Casos de bullying provocados por el nombre propio

Raúl Farfán Bocanegra detalló sobre los casos de bullying provocados por el nombre propio. “Hay personas que tienen recibimientos de bullying y se les hace un interrogatorio con testigos y decir en qué consiste la ofensa que le hace tener el nombre, el apellido o el orden”, detalló.

Datos proporcionados por el juzgado arrojan que Eli Ephyxhe cambió a Eli Enrique porque su antiguo nombre provocaba burla en la primaria causándole baja autoestima.

Asimismo está el caso de Petra quien decidió cambiar su nombre a Guadalupe ya que “Petroleros Mexicanos, Petroski, Petri y Petrolina la vaquera” eran algunas de las burlas que sufría. Lucas Alejandro optó por Alejandro Martínez, dado que sus compañeros le decían luchas chamoy, Lucrecia o Lucas, el de los dulces.

Arwen Alejandra también fue víctima de bullying, pues sus compañeros y las mamás de éstos cuestionaban si el nombre se le puso por “arwendera”. Enrique Mascota cambió a Enrique Mascott porque le gritaban: “Eres mi mascotita”, le silbaban.

Más de 18 millones de niños y niñas sufren bullying en México

En México, 18 millones 782 mil alumnos de primaria y secundaria son víctimas de bullying, de acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Los conflictos entre niñas, niños y adolescentes se convierten en bullying, cuando existe una intención de agredir a la víctima de manera constante.
El agresor no presenta sentimientos de compasión por la víctima; es evidente una desigualdad entre el agresor y la víctima, como pueden ser la edad, estatura o popularidad.

El agresor comúnmente justifica su agresividad, señalando diferencias que tiene que ver con cuestiones de raza, religión, género, origen, estatus económico, discapacidad, orientación sexual, así como características físicas y estéticas, entre otras.

adn40, el canal informativo más visto de México. Descarga nuestra app.

pfp

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias