Conoce el remedio casero para que tu perro deje de comerse las heces, según profesional

¿Tu perro come sus propias heces y no sabes cómo detenerlo? Descubre remedios naturales y la importancia de consultar a un experto en nuestro último artículo.

Actualizado el 14 marzo 2024 17:05hrs 3 minutos de lectura.
Compartir:
Escrito por: César Heredia
Perros
Getty

Si has sorprendido a tu perro en la desagradable práctica de masticar su propio excremento, seguro que te has llevado un buen susto y te preguntas cómo ponerle fin a este comportamiento. Conocido como “coprofagia”, este hábito, aunque repugnante para nosotros, es más común en los caninos de lo que podrías imaginar. Sin embargo, la coprofagia no siempre es un acto inofensivo; en ocasiones, puede ser un indicativo de problemas subyacentes como deficiencias nutricionales o altos niveles de estrés que requieren atención inmediata.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y lleva la información en tus manos

Antes de recurrir a cualquier remedio casero o natural, es esencial entender la causa raíz de por qué tu amigo peludo ha adoptado este comportamiento. La mejor manera de hacerlo es consultando a un veterinario etólogo. Este especialista puede ayudarte a descartar enfermedades, evaluar deficiencias nutricionales y analizar comportamientos que podrían estar detrás de la coprofagia.

También te puede interesar:

Estos son los síntomas de obesidad en perros, según experto

El problema de sobrepeso y obesidad está afectando no solo a las personas, sino también a los perros.

Ver nota

En función de la causa identificada, el tratamiento puede variar. Cambios en la dieta, como optar por piensos de mayor calidad o ajustar la alimentación casera, pueden ser el primer paso si la coprofagia se debe a una deficiencia nutricional. Para perros desnutridos o aquellos con deficiencias avanzadas, la suplementación específica bajo la guía de un veterinario es vital.

Existen también suplementos diseñados para disuadir la coprofagia mediante la alteración del olor de las heces, como las feromonas de apaciguamiento (DAP). Aunque pueden ser útiles, es importante recordar que estos productos no abordan la raíz del problema y deben usarse como un complemento a un tratamiento más integral.

También te puede interesar:

Las principales señales que evidencian si un perro está enfermo

Si tienes mascotas es muy importante conocer las señales que indican que nuestro perro está enfermo

Ver nota

El ejercicio regular y el adiestramiento positivo son cruciales para combatir el estrés y mejorar el comportamiento general del perro. Terapias alternativas como la aromaterapia, homeopatía, Flores de Bach y acupuntura pueden ofrecer un apoyo adicional, especialmente en casos de ansiedad o estrés.

Si estás considerando remedios caseros, como infusiones de hierbas calmantes o suplementos naturales, es fundamental actuar con precaución y siempre bajo la supervisión de un profesional.

La coprofagia puede ser un desafío tanto para el perro como para su tutor, pero con el enfoque correcto y el asesoramiento adecuado, es posible superarlo. Si tu perro presenta este comportamiento, consulta a un veterinario o un etólogo canino. Estos expertos pueden ofrecerte un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adaptado a las necesidades específicas de tu amigo de cuatro patas, asegurando su bienestar y una mejor calidad de vida.

Remedios naturales para evitar que tu perra coma sus propias heces

Existen varios remedios naturales y seguros para prevenir que los perros coman sus propias heces, utilizando ingredientes fáciles de encontrar y 100 % naturales. Estos incluyen:

  • Infusiones de hierbas como manzanilla, valeriana, hierba de San Juan, tila, melisa, o pasiflora para calmar a tu mascota.
  • Avena cocida, que actúa como un calmante natural y es rica en fibra, vitaminas del grupo B, y minerales, beneficiando la digestión y la salud general del perro. Se puede servir sola o en recetas más elaboradas, como galletas de avena y miel.
  • Masajes relajantes, los cuales, aparte de calmar al animal, fortalecen el vínculo entre el dueño y el perro. Se recomienda empezar con masajes sencillos, como en las orejas, y gradualmente avanzar a técnicas más completas como el método Tellington Ttouch para aliviar el estrés y el dolor.
También te puede interesar:

Esto es lo que debes hacer si tu perro se escapa de casa y no obedece

Evita la pérdida de tu perro con estos sencillos consejos y que este peludo amiga desee salir corriendo.

Ver nota

En cuanto a la piña como remedio para evitar que los perros coman heces, aunque es popular, su efectividad no está respaldada científicamente. La idea es que la acidez de la piña altere el sabor y olor de las heces haciéndolas menos atractivas. Sin embargo, su consumo debe ser moderado y no se considera una solución a largo plazo. No existen estudios que determinen la cantidad adecuada a ofrecer según el tamaño y peso del perro, y su efecto es temporal. Es más importante abordar la causa subyacente de la coprofagia que confiar en soluciones temporales.

Fuente: Experto Animal

adn40 Siempre Conmigo. Síguenos en Showcase de Google News y mantente siempre informado

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a adn40 en Google News!