¿Concentradores o tanques de oxígeno? Éstas son las diferencias

Las diferencias entre un concentrador y un tanque de oxígeno radican en el precio y la pureza del mismo.
20 enero, 2021
Redacción ADN40
Salud

Ante las interminables filas que se presentan para la compra de oxígeno, los familiares de los pacientes que requieren recargar sus tanques, han optado por los concentradores de oxígeno, estos aparatos, captan el aire del medio ambiente y separan las moléculas para así concentrar la mayor cantidad de oxígeno posible en un recipiente, que después será suministrado a los pulmones del paciente con COVID-19; éstas son las diferencias.

A raíz del incremento en la demanda de tanques de oxígeno y filas de hasta tres o cuatro horas para rellenarlos, estas son las opciones.
El precio de un tanque de oxígeno puede variar entre 5 y 7 mil pesos más el costo de la recarga y un concentrador de gama media alta, oscila entre 40 y 45 mil pesos.

La finalidad de ambos, es la misma: lograr una concentración más alta de oxígeno de la que proporciona el ambiente, pero los dos tienen ventajas y desventajas:

El oxígeno que viene en tanque da una concentración más alta y un poco más puro que ofrecer un concentrador de oxígeno, pero pues el oxígeno del tanque termina en algún momento.

El concentrador funciona 24/7, y solo necesita estar conectado a la luz y no hay necesidad de estarlo recargando.

La crisis generada por la COVID-19 ha disparado la necesidad adquirir oxígeno hasta 5 veces más que en 2019, por lo que hoy, los tanques y concentradores son escasos.

El problema es que sí hay oxígeno, pero no cómo transportarlo o envasarlo. En redes sociales hay tutoriales de cómo producir oxígeno en casa, pero no son recomendados por profesionales.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

lmo

Más Noticias