TV En Vivo

Las huellas de Serrat en México. Más Cuentos de El Faraón Gabriel Hernández.

A propósito de la visita de Joan Manuel Serrat a México en Más Cuentos de El Faraón, Gabriel Hernández escribe de la estrecha relación del cantante y nuestro país.

21 octubre 2022 19:59hrs Opinión adn40 Actualizado el 03 febrero 2023 17:37hrs
Compartir
Escrito por: Gabriel Hernández
Más cuentos de “El Faraón del Espectáculo”, Gabriel Hernández
adn40

Más Cuentos de El Faraón Gabriel Hernández: La reciente visita de Joan Manuel Serrat en Palacio Nacional, me hizo recordar la cantidad de historias que este hombre de origen catalán tiene para contar. No entraré en más detalles de lo que pudo haber sucedido en el recinto que se encuentra en el Zócalo capitalino, pero si compartiré con ustedes un par de ocasiones en las que tuve oportunidad de charlar con ese hombre de la respiración entre cortada y sonora voz cascada por los años.

La relación de Serrat con México


La relación del maestro Serrat con México comenzó con un intercambio justo. El público de nuestro país le aplaudía y le llenaba los recintos donde se presentaba desde sus primeras visitas, y él correspondía con los mejores temas que siempre ha sido capaz de interpretar.

Lee más de El Faraón

El tránsito por tantos caminos en este país, lo hicieron llenarse de amigos, desde Paquita la del Barrio, Tania Libertad, entre muchas otras personalidades que gustosas compartían la experiencia de presumir la complicidad en distintos escenarios. “Los amigos nacen de la confianza mutua. “Ser amigo tiene una gran responsabilidad de parte de los involucrados en la repartición de afectos.” Cuenta Serrat, que por diferencias con el gobierno español, un día no pudo regresar a su país, después de haber estado una temporada en México.

El exilio tuvo un sabor agradable, porque recorrió en una casa rodante, todo el territorio nacional, más de dos millones de kilómetros cuadrados repletos de historias, de canciones por nacer y de amigos por conocer. El cantautor aprovechó el tiempo para abrir sus sentidos, vistas, olores, sabores, sonidos y sensaciones enriquecieron su acervo inspiracional.

Me atreví a sugerirle que la idea de no poder volver a su país, era una desgracia. Muy cordialmente me corrigió. “El viaje por México fue una oportunidad de conocer este gran país, sin duda fue una situación difícil, una desgracia es otra cosa, imagínate tener seis meses para meditar, componer y disfrutar de este maravilloso país, fue para mí mucho más afortunado que otra cosa”. Le dije que sabía de muchos mexicanos que no habían tenido esa gran oportunidad que él tuvo.

Viajar es una de las mayores suertes que tiene un artista. “De no haber sido por mi oficio, no habría tenido la suerte de conocer tantos lugares y de comprobar que los seres humanos, somos todos iguales, por más que se empeñen en tratar de demostrar lo contrario”.

Fue a su paso por la ciudad de Guadalajara, que conoció una de las tradiciones mexicanas más arraigadas en la cultura popular, más allá de un equipo deportivo, el Club Deportivo Guadalajara. “Las Chivas de Guadalajara, es el equipo que más parecido le encuentro yo al FC Barcelona, por su forma de respetar la formación de sus canteranos, por su compromiso social y por la representación multitudinaria a nivel nacional e internacional. El hecho de jugar solo con mexicanos, lo convierte en una especie de monumento, como lo es el Athletic de Bilbao, instituciones talonarias que no se venden y cuentan con un gran respeto en todo el mundo. “Cuando uno hace algo útil para otras personas, llega a pensar que su vida tiene un sentido gratificante, por su paso por la vida”.

Serrat es un hombre que no vive identificado con las fechas del calendario, si con los lugares. “Tenemos muchas fechas de nacimiento, burlamos la muerte así como el fracaso, aunque al final, siempre vamos todos al mismo lugar” Así pensaba en aquellos días el maestro Joan Manuel Serrat, el hombre que popularizó la obra de Antonio Machado, cuando le pidió prestada la letra para hacer su canción “Cantares”. Sin lugar a dudas, nadie sabe para quién trabaja.

Más Cuentos de El Faraón por Gabriel Hernández Miranda. “El Faraón Del Espectáculo”
@Faraon_Gabriel

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!