KAL|0_l274rbsl
08 septiembre, 2019
Redacción ADN40
De punta

Esta es la historia detrás de las alegrías

Al dulce de amaranto se le llamó alegría “por la alegría de rescatar el dulce prehispánico”.

Foto: Mexicanisimo

  Los dulces típicos de México son parte de nuestra gastronomía y tradición pero todos tienen una historia detrás, como la alegría.

Guillermo Mateos de la Mora, chef asesoren Aspic, expresó para la revista Food &Wine, que la confitería mexicana es una mezcla de la cultura española y árabe pero llegando a territorio mexicano dio pie a que se cambiara las recetas añadiéndoles semillas, canela, etc.

En el caso de las alegrías, se trata de dulce ancestral.

Las alegrías servían para venerar a los dioses. Se mezclaba el amaranto con sangre de niños y jóvenes y aguamiel. A esta pasta se le llamaba tzoalli.

A los españoles esta práctica les desconcertó y prohibieron que se hicieran, pero resurgieron gracias a un misionero del Estado de México, que adaptó la tradición, sin el sacrificio y añadiéndole pasas y piloncillo.

Los dulces mexicanos son conocidos en Europa, Asia, Estados Unidos y Canadá, recaudando más de 400 millones de dólares.

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

lrf

Más Noticias