Mujeres mexicanas pasaron de tener 6 hijos en los 60 a 1 en 2020
CARLOS JASSO/REUTERS
08 mayo, 2021
Redacción ADN40
Estados

Mujeres mexicanas pasaron de tener 6 hijos en los 60 a 1 en 2020: UNAM

Las tasas de fecundidad han ido a la baja en mujeres mexicanas por diversos factores aunque aún persisten prejuicios sobre las que deciden no ser madres o no tener hijos.

Las mujeres mexicanas pasaron de tener 6 hijos en la década de los 60 a un solo hijo en 2020, informaron académicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el marco del Día de las Madres.

Las académicas de la UNAM aprovecharon para mencionar que a pesar de que los índices de fecundidad en México van a la baja, aún existe presión social sobre las mujeres mexicanas para que sean madres y que incluso en algunos sectores permanece la idea de que es una obligación ser mamá.

También añadieron que, aunque ser madre no es un impedimento para realizar actividades o ejercer cargos, en México aún existen prejuicios para contratarlas en algunos sectores, por el tiempo que exigen las labores de cuidados.

Nivel de escolaridad impacta en índices de maternidad

Así lo mencionaron Tania Meléndez Elizalde, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón y coordinadora del Seminario Interinstitucional de Familia y Diversidad, junto a Alejandra Collado Campos, especialista en Estudios de la Mujer y jefa de Medios de Comunicación del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) a través de un comunicado de la UNAM.

En dicho documento indicaron que el escenario varia por entidad, pues según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en la CDMX la tasa de fecundidad es de 1.2 hijos por mujer mientras que en Chiapas es de 2.7; y en Guerrero de 2.3.

Influyen muchos factores culturales, por ejemplo, la Ciudad de México tiene el nivel de escolaridad y profesionalización más alto del país, tanto en mujeres como hombres, lo que impacta en estas cifras.

Meléndez Elizalde, maestra en Estudios Políticos y Sociales, detalla que se trata de una tendencia general en la sociedad occidental. Las causas son múltiples: los movimientos feministas que han promovido un entendimiento distinto del papel de la mujer en la sociedad; la divulgación y uso de diversos métodos anticonceptivos, así como el incremento de la escolaridad de la población en general.

En la medida en que las mujeres tienen más acceso al conocimiento, a adquirir grados escolares mayores, proponen proyectos de vida enfocados a su profesionalización, postergan la vida reproductiva y en muchos casos, deciden no tener hijos.

Además, destacaron que las mujeres que tienen mayor nivel académico tienen menos hijos, no tienen o los tienen mucho más tarde, en contraste con las mujeres con escolaridad de primaria, quienes tienen más de dos hijos o las que son madres más jóvenes, lo que genera que dejen de estudiar y se quedan en esa escolaridad y es mucho más complejo escalar en lo laboral.

Se rompe con ideas como el llamado instinto maternal o situaciones idealizadas en los medios de comunicación y productos culturales que indican que no hay nada más hermoso que ser mamá. Los ginecólogos dicen: útero que no da hijos, da tumores o que hay un reloj biológico; el religioso señala que las mujeres vinieron al mundo a procrear, y el institucional o de la familia refiere que si una mujer no tiene hijos ¿cómo va a dejar huella y cómo va a seguir el apellido?

Prejuicios sobre la maternidad en México

Las académicas de la UNAM mencionaron que a pesar de que poco a poco se han erradicado ideas como que las mujeres “nacieron para ser madres” y se impulsa que la maternidad debe ser una elección, aún hay discursos violentos ante la elección de no ser madre.

Decidir no ser madre se atribuye a que algo no funciona bien con esa mujer y se le castiga simbólicamente al representarla como la solterona, amargada, enojona o la que nadie quiso, y no se concibe que pueda ser plena y estar feliz, desarrollarse completamente, sin tener que ser mamá. Sin embargo, esa carga negativa no existe hacia los hombres que deciden no ser padres.

También destacaron que cada vez hay más mujeres mexicanas que ante la posibilidad de prepararse mejor académicamente y tener experiencias que no son necesariamente compatibles con tener hijas o hijos, optan por las segundas; aunque está mal vista o estigmatizada esta decisión.


La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

erv

Más Noticias