KAL|0_emuzqqmj
11 julio, 2019
Redacción ADN40
Internacional

El cuerpo de la niña Orlandi no estaba en las tumbas del Vaticano

El caso Orlandi es una pieza clave en el entramado de crímenes sin resolver en Italia.

Foto: EFE

  El 11 de julio se abrieron dos tumbas en el cementerio conocido como Teutónico, por el caso de Emanuela Orlandi, la joven que desapareció hace 36 años; la operación fue ordenada por el Promotor de Justicia del Estado de la Ciudad del Vaticano ante la petición de la familia que buscan los restos de Emanuela.

El 22 de junio de 1983, Emanuela regresaba a casa tras una clase de flauta. Fue vista por última vez en una parada de autobús en el centro de Roma. La muchacha de 15 años simplemente desapareció. Nadie la ha visto desde entonces.

Según una carta anónima recibida por la familia hace alrededor de un año, en la que aparecía la foto de una tumba de este cementerio junto a la frase “busque donde indica el ángel” dio pie a reabrir la investigación que sólo se ha seguido por pistas.

Este jueves en la mañana, a la hora de abrir las tumbas, no había restos de nadie.

A pesar de todas las investigaciones que se han llevado a cabo, no se ha establecido ninguna certeza sobre el destino de Emanuela.

La desaparición de Emanuela Orlandi ha sido relacionada tanto con la mafia siciliana como con la CIA y el KGB, pasando por agentes búlgaros, personas de la curia romana e incluso con el intento de asesinato de Juan Pablo II en 1981 por parte del turco Ali Agca.

El caso Orlandi es una pieza clave en el entramado de crímenes sin resolver en Italia.

lrf

Más Noticias